Principios para el Éxito: Una Entrega Completa


Una entrega completa
Y habló Ezequías al corazón de todos los levitas que tenían buena inteligencia en el servicio de Jehová. Y comieron de lo sacrificado en la fiesta solemne por siete días, ofreciendo sacrificios de paz, y dando gracias a Jehová el Dios de sus padres”.
2 Crónicas 30.22
NVI: Y Ezequías felicitó a los levitas que habían tenido una buena disposición para servir al Señor”. 


Todo nace con la disposición pero se completa con la disponibilidad.
En el pasaje vemos que los levitas tuvieron buena disposición y automáticamente disponibilidad ya que apartaron siete días para aquello que se habían dispuesto a realizar.


Si queremos verdaderamente concretar las cosas que nos proponemos, necesitamos desarrollar ambos componentes: la disposición y la disponibilidad. 

La disposición tiene que ver con la intensión, la disponibilidad tiene que ver con la dedicación. Tus sueños deben guiar tu vida, tus metas deben guiar tus acciones.

La clave radica en generar disponibilidad para lo que uno se ha dispuesto a realizar, puede ser un ministerio, una profesión, un emprendimiento o lo que Dios te haya mostrado. 

Pasos prácticos para generar disponibilidad:

  • La disponibilidad se debe generar y no esperar que esta se produzca mágicamente.
  • Entender que para dedicar tiempo a una cosa hay que quitárselo a otra.
  • Inclinación para deshacernos de todo lo que sobra en nuestra vida.
  • Apuntar constantemente a simplificar todo lo que hacemos.
  • Reorganizar nuestras actividades para ser más eficientes.
  • Rediseñar nuestra vida en función de nuestro llamado.
  • Establecer prioridades y empezar por la que haga la mayor diferencia.
  • Planificar nuestro día con anticipación para optimizar el tiempo.
  • Enfocarnos en las tareas y no dispersarnos.
  • Lugar de ubicación adecuado para evitar traslados.
Hoy más que nunca necesitamos prestar atención a este principio, ya que el síndrome de este tiempo es ver a las personas con buena disposición pero con una falta total y absoluta de disponibilidad. 


A la hora de tener que escoger tus colaboradores fijate que sean personas que no solo tengan buena disposición, sino que también tengan disponibilidad para desarrollar lo que necesitás. 

Que podamos entender que la disposición que no es acompañada con disponibilidad no terminará concretando las cosas a realizar y producirá un tremendo sentimiento de frustración en nuestra vida. 

Monitoreá permanentemente que tu disposición y tu disponibilidad estén alineadas para ser coherente y consecuente con lo que pretendés alcanzar.

Yo oro para que, con la bendición de Dios, puedas desarrollar disposición y disponibilidad para lo que quieras alcanzar.


© 2016 – Todos los Derechos Reservados –




Publicado Con Permiso
TodoGospel
Blogger Tricks

Jesús Único Camino al Padre


Un día una señora fue al médico y después de realizar algunos exámenes, el médico le dijo:
-Usted es evangélica no? 
Ella respondió: 
-Sí, soy de Jesús, Doctor!
El médico dijo: 
-Me agradan los cristianos, sólo hay un problema: ellos hablan mucho de Jesús, y poco de María.
(Hubo silencio)

Dijo la señora:
-Doctor, puedo hacerle una pregunta?
-Sí; le contestó!

Si yo llego a su consultorio, y su secretaria me dijese que usted no está, pero sí está su madre. ¿Cree que yo debería ser atendida por ella?
-Claro que no! quien se graduó en medicina soy yo y no mi madre.
-Por eso, doctor. Quién murió en la cruz por mi fue JESÚS no María.

Dios te Bendiga!


TodoGospel

La Fe


Cuenta la historia que una vez todo un pueblo se puso de acuerdo para orar en una plaza para que venga la lluvia...


...y solamente un niño había llevado paraguas.


Solo es una pequeña historia pero quería mostrarles lo que verdaderamente es LA FE.

La fe viene por el oír y oír la palabra de Dios.


Bendiciones!


TodoGospel

Principios para el Éxito: Fórmula de Crecimiento

Una fórmula para crecer

Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto.
Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo
”.
Juan 7.4

NVI:porque nadie que quiera darse a conocer actúa en secreto. Ya que haces estas cosas, deja que el mundo te conozca”.

Si bien este versículo habla acerca de los milagros de Jesús y el interés que tenían sus discípulos porque se dieran a conocer, también contiene un principio poderoso para nuestro crecimiento.

Cuando a la excelencia se le suma el darla a conocer, esta se convierte en una fórmula para crecer.

Si vos desarrollás excelencia en cualquier área en la que te desempeñes pero no la das a conocer no traerá verdadero crecimiento en tu vida. 

Este principio apunta a las distintas áreas de nuestra vida y necesitamos trabajar en ambos aspectos, desarrollando excelencia pero también dándonos a conocer. 

No es casualidad que haya mucha gente con tantos talentos y con tanta excelencia en lo que hace y sin embargo pasan los años y no pueden crecer y desarrollarse en la vida. 

Para que esto no siga sucediendo necesitan desarrollar confianza y entusiasmo para transmitir aquello con lo que fueron bendecidos por Dios. 

Por supuesto hablamos de promocionar y publicitar lo que hacemos de forma sana y no cayendo en la pedantería o en fanfarronear, ya que esto nos va a desprestigiar.

Si vos querés ser promovido en la vida debes dejar de estar escondido, pues la Palabra enseña que ninguno que quiere darse a conocer actúa en secreto. 

Hoy yo te digo, ya que hacés estas cosas, dejá que el mundo te conozca, es decir, rompé el caparazón de la falsa modestia, de la humildad mal entendida, del temor y de la timidez y abrite al mundo entero.

Recordá que por más valioso que sea lo que hayas recibido y lo que hayas desarrollado, si no lo das a conocer, no te servirá de mucho ni a vos ni a los demás. 

Que en este tiempo puedas compartir todo lo que has recibido dándolo a conocer a los que te rodean para que puedas crecer y, también, ser de bendición para los demás.

Yo bendigo tu vida para que compartas lo que Dios te ha dado y el mundo pueda conocerte, así podrás crecer y ser de bendición a los demás.

© 2016 – Todos los Derechos Reservados –
Agradecemos que compartas este mensaje entre tus conocidos por correo electrónico y redes sociales, y conserves la integridad del texto, y mencionando su fuente y autoría.  Principios para el éxito Pastor Daniel González

Publicado con Permiso
TodoGospel

Principios para el Éxito: La Tentación

La tentación

Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido”.
Santiago 1.13-14

Lo primero que uno debe diferenciar es la tentación de la prueba porque muchas veces tienden a confundirse.

La prueba es permitida o enviada por Dios para nuestro desarrollo, crecimiento y madurez, y el objetivo de esta es que nosotros seamos bendecidos.

La tentación tiene como objetivo nuestra destrucción, y esta nunca puede provenir de parte del Señor que nos ama y quiere lo mejor para nosotros.

Lo segundo que debemos tener bien en claro es que toda tentación puede ser resistida, y salir victoriosos en medio de ella.

No te olvides que la Biblia enseña que no seremos tentados más allá de lo que podemos resistir, y que Dios también nos dará la salida frente a dicha tentación.

Frente a estas dos premisas debemos primero resistir al diablo sabiendo que huirá de nosotros y segundo esforzarnos por llevar una vida victoriosa. 

El versículo 14 dice que cada uno es tentado cuando por su propia concupiscencia, es decir sus malos deseos, es atraído y seducido a actuar de forma contraria a la voluntad de Dios.

Por eso debemos alejar de nuestra vida los malos deseos pues estos son una pista de aterrizaje para las tentaciones.

Cuando esto no sucede, esos malos deseos conciben y dan a luz el pecado, primeramente en nuestro interior y después en el exterior pagando consecuencias muy negativas.

Mantenete siempre alerta porque el que cree estar firme debe mirar de no caer, no te olvides de sostenerte del Señor y no en tu supuesta firmeza. 

A la hora de ser tentado, no dejes de tener en mente lo que podés perder frente a tu caída y valora lo que tenés, actuando sabiamente.

La mayoría recapacita sobre lo que perdió cuando ya lo ha perdido, cuando la sabiduría radica en recapacitar antes de perder lo que tenemos. 

Yo bendigo tu vida para que con la ayuda de Dios puedas vencer toda tentación y vivir en santidad y plenitud.



Publicado con Permiso
TodoGospel

Principios para el Éxito: Consecuente y Consistente

Ser consecuente y ser consistente

No sembrarás tu viña con semillas diversas, no sea que se pierda todo,
tanto la semilla que sembraste como el fruto de la viña
”.
  Deuteronomio 22.9
Si bien este versículo apunta a que el Pueblo de Dios no se mezclara con otros pueblos paganos, contiene un principio de tremenda sabiduría para aplicar a nuestra vida. 

Para que no se pierda todo, tanto la semilla que uno siembra como el resultado que uno espera cosechar, debemos ser consecuentes y consistentes. 

El ser consecuentes tiene que ver con desarrollar continuidad en nuestra vida.

Se dice que si uno corre toda la carrera, pero abandona antes de llegar, es lo mismo que si no hubiese corrido. En realidad es peor porque se invirtió tiempo y esfuerzo para nada. 

Alguien que cursa una carrera y abandona faltándole pocas materias, no solo se queda sin el título, sino que además desperdicia todas las materias aprobadas. 

El ser consistente tiene que ver con mantener el mismo nivel de calidad y entrega en lo que hacemos.

Si comenzás una tarea con excelencia pero la terminás de forma mediocre, no solo tendrás algo mediocre, sino que además opacarás la excelencia primera. 

La Palabra también apunta a no ser inestables y vivir de forma cambiante (personas que viven sembrando diferentes tipos de semillas y no logran cosechar nada). Tienen materias cursadas de distintas carreras pero no obtuvieron ningún título. 

El principio también apunta a no comenzar a desarrollar las cosas en un nivel alto de entrega y después terminar haciéndolas en un nivel bajo. Empezaron estudiando cuatro horas por día y ahora solo le dedican una hora. 

Que en este tiempo podamos ser consecuentes y consistentes para poder lograr lo que nos propusimos y además para no malgastar nuestra vida. 

A la hora de abandonar algo recapacitá no solo en lo que te perderás de obtener, sino también en lo que ya has realizado y que se terminará desperdiciando. 

A la hora de menguar en tu nivel de excelencia recapacitá no solo en que obtendrás algo mediocre, sino en que se menospreciará también la excelencia que desarrollaste hasta hoy. 

Frente al cansancio alentate pensando que quizás falta muy poco para lograr lo que te propusiste y, si abandonás, se frustrará su concreción a último momento. 

Yo bendigo tu vida para que, con la bendición de Dios, puedas ser consecuente y consistente en tu forma de vivir y obtengas la cosecha que te propusiste recibir.



Publicado con Permiso
TodoGospel

Más Leído...

Las 7 Pruebas de Job

La Figura de Job y el concepto de "Prueba" "Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios" (Job 16:...